Xevi Vilaró

Xevi Vilaró

 

En el momento de escribir estas líneas, el multipremiado pintor Xevi Vilaró, cuya obra está expuesta de forma permanente en la Fundación Vila Casas de Barcelona, inaugura exposición en la Osnova Gallery de Moscú: Xavi Vilaró "8".
Vilaró, 1975 Cellera, Gerona, es uno de los pintores con mayor proyección internacional.
Autodidacta, estudia hasta los catorce años y trabaja al tiempo que desarrolla sus dos aficiones: el motociclismo y el parapente.
Gracias a la visión de su madre, que le regala su primera caja de óleos, Vilaró descubre lo que hoy es el motor de su vida: la pintura. "Cuando pinté mi primer lienzo, me sentí útil por primera vez; fue una visión y ya nunca dejé de pintar".
Su carrera profesional arrancó cuando un conocido le compró sus dos primeras obras. A los veinticinco años Vilaró empezó a vivir de la pintura. "Quiero trabajar, ser justo y ser fiel a mí mismo". 
Xevi Vilaró

 

 

La pintura de Xevi Vilaró se mueve entre el pop art y el realismo.
En 1960 el realismo se convirtió en vanguardia a partir del trabajo de E. Hopper. El collage se incorporaba a las obras para reflejar la vida cotidiana y la cultura popular: así es como nació el Pop art en Inglaterra, de la mano de Eduardo Paolozzi, como una reacción a los dictados del expresionismo abstracto, corriente en la que el humor y la poesía eran parte fundamental de las obras.
El pop art se estaba desarrollando en Estados Unidos de la mano de Andy Warhol, que incorporó a su trabajo elementos del mundo de la publicidad. El nuevo realismo aparece en 1960, en Italia, de la mano de Y. Klein. En 1970, el realismo americano dio un giro hacia el hiperrealismo. Artistas como M. Morley, Close o Goings retrataban lo cotidiano. En 1974 una exposición en París unió a los hiperrealistas americanos y a los realistas europeos.
Xevi Vilaró

 

 

 

Xevi Vilaró es meticuloso en su trabajo; prepara sus exposiciones con hasta tres años de antelación y como algunos fotorealistas, parte de fotografías para la realización de su obra.


Vilaró presenta a sus personajes como seres desprovistos de alma, incluso sin rostro o con una actitud hierática, que lejos de alejarnos del sujeto, nos fascina y nos intriga.


Unas veces se recrea en una única figura a la que acompaña de algún elemento transgresor; otras utiliza la reduplicación de la figura humana para despersonalizarla: por ejemplo para contextualizarla en protesta contra la globalización. 

Xevi Vilaró

 

 

Comprometido y a veces crítico, Xevi Vilaró se sirve de elementos característicos de la publicidad, como los fondos lisos en colores vivos, que hacen su pintura visualmente impactante, como medio para transmitir su mensaje, que quiere que el espectador interprete libremente.

Según Vilaró, el color de los fondos, a pesar de ser lisos, condiciona poderosamente el resultado y le sirve para plasmar conceptos opuestos ; el artista utiliza todos los recursos para expresar la poesía del ser humano y su relación con los sentimientos y la naturaleza, la aniquilación del hombre o la idea del amor en medio de tanto caos.

Vilaró despoja a los personajes de su lado humano y de la normalidad para buscar la belleza o denunciar los intereses personales o corporativos.

Xevi Vilaró
Xevi Vilaró

 

 

"El arte es pintar lo que sientes sin dejarte influir por el circuito comercial. Yo pinto mis sentimientos"

Vilaró define su pintura como realista, aunque nadie puede negar que muchas de sus obras tienen una connotación surrealista aunque se apoyen en objetos cotidianos, en ciudades de nuestro siglo y en personajes "normales".

Después, según el pintor, hay muchas horas de trabajo, de perfeccionamiento y un cierto interés por plasmar un acto de protesta contra la sociedad actual y una vía para influir en la opinión del espectador: él prefiere el arte que transmite.

Aunque Vilaró repite que le divierte cómo interpreta el observador su obra, cada pincelada responde a una clara intención tanto conceptual como formal. 

Xevi Vilaró

 

 

Xevi Vilaró utiliza materiales clásicos de las artes plásticas, como el óleo y pinceles sintéticos sobre distintos soportes, como la madera o la tela. Las últimas obras, sin embargo, las realiza sobre metacrilato retroiluminado que en algunas ocasiones complementa con vídeos, convirtiéndolas en instalaciones artísticas. Pintar sobre este material ha requerido de algunas horas de investigación. Prepara el metacrilato con un catalizador para que el óleo se adhiera, a continuación aplica un par de capas de yeso sobre el que trabaja el dibujo, que pinta con óleo. Casi toda su obra es de gran formato (se acerca a los dos metros).

Como quiera que a menudo Vilaró expone fuera de España, a veces se desplaza al país de la galería y lleva a cabo su trabajo in situ. Hemos presenciado en su estudio el proceso de su trabajo que nos pareció de una dificultad asombrosa. 

Xevi Vilaró
Xevi Vilaró

 

 

Vilaró es un artista comprometido, que investiga y desarrolla su técnica constantemente. 

Xevi Vilaró