Club Restaurant Bananas

Sabor tropical en Barcelona

Restaurante Bananas

 

La decoración, el ambiente y la comida. En el recién estrenado Bananas todo tiene ese gusto tropical, cálido y distendido. Las palmeras, los animales salvajes, los colores y la música que visten el restaurante nos trasladan directamente al Caribe.

El nuevo local de Karel Schroder -propietario del Café Kafka en Barcelona (www.muudmag.com CAFE-KAFKA) y del Marina Playa en Ibiza- se ubica el barrio de La Ribera de Barcelona, frente al Centro Cultural del Mercat del Born. Karel quería un restaurante informal, divertido y donde se pudiera comer y beber a precios ajustados. Para ello se rodeó de un equipo ganador: Bernardo Diéguez al frente del club, Fernando Poveda y David Fociño en la cocina, el estudio Lo Siento para la realización del diseño gráfico y las interioristas Helena Jaumá y Yolanda Vilalta para la decoración. 

Las ganas de pasarlo bien, el humor, el espíritu positivo y el estilo desenfadado hacen el resto. Go Bananas!

Restaurante Bananas

En las barras se sirven cócteles tropicales y combinados internacionales

Restaurante Bananas
Restaurante Bananas

 

El Bananas cuenta con tres espacios diferenciados y una terraza exterior. El primero de los salones, el que encontramos al entrar, es una terraza cubierta, con la barra principal y cerrada por una gran cristalera.

La divertida combinación de muebles nos llama la atención en cuanto cruzamos la puerta. Hay mesas de un antiguo barco, piezas especiales fabricadas a medida, butacas de madera, sillas de diseño de los años cincuenta, sofás tapizados de animal print... Algunas de las mesas y de las sillas tienen patas de hierro, muy vintage americano. 

En la decoración del local se han utilizado multitud de materiales: ratán, cuero, fórmica, hierro, madera, mimbre, terciopelo, caña, plástico... Y, a la vista está, también multitud de tonalidades. Las preferidas por las interioristas, acorde con el espíritu del Bananas, han sido las más vivas, como los verdes, el turquesa, el esmeralda, el rojo y el amarillo. ¡Color y alegría!

Restaurante Bananas

Tucanes, jaguares y serpientes, algunos de los habitantes de esta selva tropical

Restaurante Bananas
Restaurante Bananas

Comiendo en el trópico, rodeados de palmeras, sospechando la presencia de animales que nos vigilan y con la pequeña barra bien cerca. Para pedir los combinados.

Lámparas de los años 50 en el comedor. Algunos modelos son diseños de Louis Poulsen

Restaurante Bananas
Restaurante Bananas

La cocina del Bananas es internacional, matizada en algunos platos con sabores caribeños o especias orientales. ¿Qué tal un chupa-chups de pollo? ¿O un tataki de pato? Quizás te apetezca más una sopa tropical o una tortilla de liliáceos. Podemos probarlo todo, las raciones son pequeñas, ideales para picar de aquí y de allá.

Las pinturas de la pared son obra de Blanca Ruiz de Villa y Alejandra Basso

Restaurante Bananas
Restaurante Bananas

El último salón del Bananas es un comedor-biblioteca que se puede dividir a su vez en tres espacios más íntimos y que se utiliza para celebraciones privadas.

Restaurante Bananas
Restaurante Bananas

El arco de inspiración colonial que da paso a esta zona está formado por puertas y cristaleras de espejo, uno de los elementos que se repiten en el local. Los hay por todas las paredes: grandes, antiguos, con rejas superpuestas o marcos multicolores de inspiración oriental.

Restaurante Bananas

Otro de los elementos característicos de la decoración del Bananas son las palmeras. Mires donde mires, verás palmeras pintadas, originales palmeras esculpidas con bidones metálicos o palmeras hechas de plástico y neón. En este salón, originales palmeras con hojas formadas por tiras de leds.

 

Una imagen cálida y optimista, comida caribeña y oriental y la música más adecuada para un club como el Bananas. Una vez al mes podemos venir a escuchar música en directo. Jazz, flamenco, sonidos caribeños y DJ’s de diferentes estilos. Conciertos muy “go bananas”. 

Por cierto, ¿sabes lo que significa esta expresión? Volverse loco por un rato. Go, go, go!

 

FOTOGRAFIA: Enrique Menossi

ESTILISMO: Sol Van Dorssen

TEXTO: Marta Martínez Arroyo

Restaurante Bananas