por Nuria Arfa

Laurent Martín

La pasión por el bambú, fuerte y ligero al mismo tiempo le llevó a viajar por medio mundo. Hoy, su obra nos aparta de  la noción que tenemos de la escultura, pasando del acto de tallar y modelar, a la idea de espacio, transparencia y movimiento. 

Laurent Martín

Los cuadernos de viaje de Las Rutas del Bambú

Laurent Martín
Laurent Martín
Laurent Martín
Laurent Martín
Laurent Martín
Laurent Martín
Laurent Martín

 

 

Laurent Martin es escultor y un estudioso del bambú. Creador de formación, trabajó como director de arte y creativo en los sectores de la publicidad y de la moda hasta que, atraído por este recurso natural milenario que descubre en el año 2000, deja a un lado su anterior vida. En el 2004 realiza un viaje iniciático: Ruta del Bambú I, que le lleva a pueblos recónditos de India, Tailandia, Laos y Vietnam, donde se adentra en el conocimiento de todos los aspectos de esta gramínea. Tras descubrir sus propiedades y el uso tradicional, emprende en 2011 la Ruta del Bambú II, para estudiar el comportamiento de ésta planta en otras latitudes. Este nuevo periplo le conduce a Centroamérica, donde además descubre las Esferas Gigantes Precolombinas, cuya esencia filosófica incorpora a su trabajo. En su terceraRuta, en 2013, Lo viajó a Bali, para estudiar la aplicación del bambú en la arquitectura indonesia.

Laurent Martín
Laurent Martín
Laurent Martín
Laurent Martín
Laurent Martín
Laurent Martín
Laurent Martín

 Lo: su pasión por el bambú es contagiosa!

Laurent Martín

Laurent Martin (LO) desafía la noción que tenemos de escultura, pasando del acto de tallar y modelar, a la idea de espacio, transparencia y movimiento, éste ultimo utilizado como un recurso tan fundamental en su obra como el bambú, con el que explora las posibilidades estéticas de un material ajeno a las artes plásticas.

Manipulando este material, lo prepara como si de notas musicales o colores se tratara, para hacer su composición de materia y movimiento, incorporando el espacio a la obra, justo al contrario de lo que hacía Calder con sus chupines. El concepto fijo de su trabajo es: equilibrio, gravedad y tensión, sensualidad y conocimiento de la técnica.

La obra de LO se nutre de dos características naturales del bambú: la ligereza y la fuerza. El equilibrio de cada pieza se consigue a base de esferas y contrapesos.

Las esculturas cinéticas de Lo y su cuarto volumen, el espacio, convierten a Laurent Martin en un nuevo artista ingeniero como ya lo fue Alexander  Rodchenko, en el apogeo del Movimiento Constructivista.

Con una simple acción, el espectador de las obras de bambú de Lo, contempla infinitos puntos de la obra, interactuando con ella. Hipnótico.

 

www.laurent-lo.com

www.aficionarte.com

 

REALIZACIÓN: Nuria Arfa

FOTOGRAFÍA: Enrique Menossi