Hotel Borgo Egnazia

Vuelta a los orígenes

Borgo Egnazia

La influencia española y morisca se evidencia en la arquitectura del hotel

Borgo Egnazia

 

El  Borgo Egnazia se diseñó bajo esta premisa: volver a los orígenes, poner el acento en lo básico, utilizar materiales locales y contratar también profesionales de la zona, fusionarse con el paisaje rural predominante en el entorno.

Con este objetivo, los responsables de la construcción del hotel invirtieron casi dos años en estudiar la arquitectura de los alrededores, para adaptarse a ella todo lo posible. Ellos son Aldo Melpignano, propietario y director de desarrollo del proyecto y responsable del concepto del mismo, y Pino Brescia, a la cabeza del equipo de diseño.

La familia Melpignano tiene otros establecimientos, además de este hotel: son la Masseria San Doménico y la Masseria Cimino, más pequeñas y exclusivas que el Borgo Egnazia, y el San Doménico Golf, un campo de golf de 18 hoyos. En alguno de estos proyectos han trabajado también con Pino Brescia. El resultado de esta colaboración siempre ha sido excelente.

Borgo Egnazia
Borgo Egnazia

El Borgo Egnazia está situado en la población de Saveletri Di Fasano, en la región de La Puglia. Un pequeño enclave en el sur de Italia, bañado por el mar Adriático.

Vegetación autóctona de La Puglia en los exteriores

Borgo Egnazia
Borgo Egnazia

 

El paisaje de la zona está formado por pequeños pueblos blancos de edificios bajos, como Locorotondo, Cisternino o Alberobello, antiguos olivares, la ciudad romana de Egnazia y una costa rocosa. La arquitectura del hotel se integra a la perfección en este escenario. Aldo y Pino lo consiguieron.

Borgo Egnazia

Para todas las paredes exteriores y gran parte del interior se utilizó piedra toba extraída de una cantera local. Siempre buscando el kilómetro 0.

Borgo Egnazia
Borgo Egnazia

 

Las telas se compraron en los mercados del pueblo, en los puestos que los comerciantes ponen en las calles. En cuanto a la fabricación de los muebles, las lámparas y los objetos de diseño, se encargó a profesionales del lugar. Todos ellos trabajaron, por supuesto, con materiales locales. 

Borgo Egnazia

La repetición de elementos es muy característica en los ambientes decorados por Pino Brescia. En la foto de abajo, paquetes de periódicos y jarrones de piedra en los estantes.

 Grandes madereros para alimentar las chimeneas en las habitaciones

Borgo Egnazia
Borgo Egnazia

 

La frescura, los colores claros -a menudo blancos-, la calidez de la iluminación y la amplitud de los espacios son, de la misma manera que la repetición de las piezas de decoración, constantes en todas las estancias del Borgo Egnazia, tanto en las privadas como en las comunes.

Borgo Egnazia

 

El complejo del Borgo Egnazia está compuesto por tres partes claramente diferenciadas: La Corte, Il Borgo y Le Ville

El primero es el edificio principal, inspirado en las grandes propiedades y en las torres fortificadas que podemos ver si paseamos por La Puglia. Este hotel, decorado al estilo mediterráneo más tradicional y con toques contemporáneos, acoge la mayoría de los servicios que ofrece el Borgo Egnazia, entre ellos el spa.

Il Borgo es un homenaje a los pueblos blancos típicos de la zona. La plaza central es una muestra inmejorable de este estilo. Tanto la arquitectura de la construcción como la decoración de los interiores reproduce las casas de estas aldeas.

Y, por último, Le Ville. Tres magníficas casas individuales, cada una de ellas con tres dormitorios, cuatro baños, cocina, salón, sótano, terraza, patio, jardín y piscina privada.

Borgo Egnazia

El Bar del Pórtico, una gran sala lounge con vistas sobre el Valle d'Itria

Borgo Egnazia
Borgo Egnazia

Due Camini, el restaurante gourmet del Borgo Egnazia, con una interesante oferta de alta cocina. Cuatro locales más completan la oferta de todo el complejo. 

Decenas de botellas vacías componen las lámparas del Due Camini 

Borgo Egnazia
Borgo Egnazia

De la misma manera que optaron por construir el edificio con materiales locales, los propietarios del hotel implantaron en los restaurantes idéntica filosofía. En las cocinas se utilizan productos de proximidad, lo mejor que ofrece la tierra de la Puglia. Los platos, por supuesto, se enmarcan en la más pura definición de dieta mediterránea. 

Borgo Egnazia

La mejor habitación del hotel, en La Corte, es sin duda la Suite Egnazia. 125 m2, tres ambientes y dos baños. Todo un lujo.

Borgo Egnazia
Borgo Egnazia

Los baños son de piedra en todas las habitaciones. Hierro, madera, cristal, cuerdas... los materiales nobles son los predilectos en el Borgo Egnazia.

Algunas de las habitaciones tienen balcón o terraza, todas ellas con vistas sobre el Mar Adriático o sobre los viejos olivos y las colinas de La Murgia. Otras disponen de un jardín privado.

Borgo Egnazia
Borgo Egnazia
Borgo Egnazia
Borgo Egnazia
Borgo Egnazia

Una de las tres piscinas exteriores del hotel. A la cuarta, cubierta, se accede desde el centro de fitness. La ambientación, como en el resto del Borgo Egnazia, mediterránea. Muy de La Puglia.

En blanco y reproduciendo la arquitectura local, también en la piscina

Borgo Egnazia
Borgo Egnazia

www.borgoegnazia.com


Descubre este paraíso en el Sur de Italia en nuestra escapada a La Puglia AQUÍ

 

FOTOS: Enrique Menossi

ESSTILISMO: Rosa Miñano

TEXTO: Marta Martínez Arroyo