por Nuria Arfa

Meritxell Durán

"Mis ilustraciones son muy sentidas, con un punto infantil y otro satírico"

Meritxell Durán

 

 

El trabajo de Meritxell Durán no se basa en la pintura o la perfección de un trazo, aunque las necesite; de hecho esta artista estudió escultura en la Escuela Massana de Barcelona, donde se daba una importancia especial a la técnica.
La ilustración busca encontrar el modo mas eficaz, directo y claro de hacer que el observador perciba lo que el ilustrador quiere. Todas las partes tienen que tener un sentido para  enfocar la atención del observador y conseguir la respuesta emocional adecuada. Para Maritxell Durán este es un proceso fácil, porque se define como una persona "parca en sus cosas". Su estilo es muy personal y reconocible. 
Meritxell Durán comenzó ilustrando artículos de opinión en el diario Avui, donde "cogió mano para trabajar en prensa". En este medio se ha desarrollado la mayor parte de su actividad profesional, colaborando con El Mundo y La Vanguardia hasta hace muy poco, lo que no parece importarle demasiado porque "hay que dar paso a las generaciones que llegan". Meritxell Durán ha sido docente en las escuelas de diseño Eina, Elisava y Massana.
Meritxell Durán
Meritxell Durán

 

Las ilustraciones de Meritxell Durán surgen del cerebro emocional de la artista. Ella dice que son "muy sentidas, con un punto infantil y otro satírico", de forma que su trabajo "llega a muchos mundos". Primero sus dibujos te conquistan por su ternura y cuando ya te has familiarizado con ellos,  te "atizan el espíritu" con su contenido. 

La obra de Meritxell Durán no se parece a ninguna: es auténtica e independiente y tiene muchas lecturas. 
La paleta de colores de la ilustradora es intencionadamente plana, con inflexiones  en el uso de tonos muy complejos y colores primarios que ella combina indiscriminadamente.
Ve sus esculturas como seres reales. Le gusta crearlos y regalarlos. Para ella es como tener hijos: le producen ternura. 
Entre sus clientes se encuentran la tienda Vinçon de Barcelona, Xavi, como ella llama a Javier Mariscal, Nani Marquina o SUMA Comunicación.
Meritxell Durán
Meritxell Durán
Meritxell Durán
Meritxell Durán
Meritxell Durán
Meritxell Durán
Meritxell Durán
Meritxell Durán
Meritxell Durán
Meritxell Durán

 

El prestigio de Meritxell Durán es de sobra conocido entre los profesionales del sector y  los lectores habituales de prensa diaria. Ella sin embargo es una persona discreta que disfruta de la soledad. A los treinta y seis años se trasladó a vivir a China para llevar a cabo el proyecto de un diccionario ilustrado. Allí -aparte de la compañía de la colonia española de periodistas- disfrutó de su soledad y de una vida radicalmente distinta. Años mas tarde vivió varias temporadas largas en Nueva York. 
Ahora Meritxell Durán está voluntariamente confinada en su estudio preparando el proyecto que mas le ilusiona: un trabajo gastronómico en el que sus pequeños seres van a ser los protagonistas.

 

 

Realización: Nuria Arfa

Fotos retratos: Enrique Menossi

www.meriduran.com