Hotel B

Aire de mansión señorial, espíritu de galería de arte

hotel B

 

 

 

 

Barranco era, a principios del siglo XX, el barrio de Lima donde las familias pudientes de Perú querían tener su casa de verano. Una de estas familias eran los García Bedoya, que hicieron construir su mansión privada al más puro estilo Belle Époque. La edificación data de 1914.

Hoy, este edificio histórico, obra del arquitecto francés Claude Sahut y patrimonio protegido por el estado, es desde abril de 2013 un hotel-boutique de lujo que cuenta con la clasificación Relais & Chateaux, gracias a sus elevados estándares de calidad y servicio.

La remodelación de la vivienda y su conversión en el Hotel B fue a cargo del arquitecto David Mutal y los diseñadores de interiores Sandra Masías y Jordi Puig, que hicieron coexistir lo retro con lo contemporáneo. El resultado: un espacio ecléctico y de fusión. Un hotel único y encantador.

hotel B
hotel B

La decoración del Hotel B se estructura entorno al arte contemporáneo. En sus paredes, obras de Szyszlo, de Clo de la Puente, de Elliot Túpac, de Andy Warhol...

El conjunto es tan interesante que incluso se realizan visitas guiadas al establecimiento y a la galería Lucía de la Puente, ubicada junto al hotel.

Mobiliario contemporáneo con toques vintage, una constante en el Hotel B

hotel B

Después de un rato de lectura y recogimiento, ¿qué tal un paseo en bicicleta para conocer los alrededores?

hotel B
hotel B
hotel B

No sólo los aficionados al arte contemporáneo viven una experiencia única en el Hotel B. La biblioteca, un salón repleto de mapas y libros, con una decoración en madera y con piezas étnicas que nos transportan a los antiguos clubs de viajes, es el lugar perfecto para los amantes de la lectura.

Jazmines y plantas trepadoras, los anfitriones del patio

hotel B

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El patio. Silencio, quietud, aroma de flores y de verde. El rincón ideal para disfrutar de un desayuno, un almuerzo, una cena o incluso una pequeña celebración privada, en cualquier época del año. Tomándose el tiempo necesario, aquí no hay prisa alguna...

La cocina es otra de las fantásticas sorpresas que nos espera en el Hotel B: platos que fusionan los ingredientes tradicionales peruanos con un toque de sabor mediterráneo, coctelería de autor... El restaurante cuenta con el asesoramiento de Óscar Velarde, gerente del prestigioso restaurante La Gloria y consultor del también archiconocido Cicciolina de Cuzco.

hotel B

¡Imposible pasar rápidamente por el pasillo! Tienes que pararte y admirar...

hotel B
hotel B
hotel B

Destaca en la propuesta artística del hotel la presencia de artistas peruanos contemporáneos e internacionales. Colecciones enteras de fotógrafos y pintores ocupan todos los espacios. En cualquier pasillo te puede sorprender esa obra que te despierta especialmente tu sensibilidad...

hotel B

 

El establecimiento cuenta con 17 suites de tres categorías diferentes. 10 de ellas se encuentran en la parte restaurada de la vieja casona y 7 en la zona más nueva.

Glamour, nobleza y pasión por la belleza. Emulando los felices años 20.

El blanco, color predominante en el B, es omnipresente en los baños

hotel B
hotel B

El mármol blanco que vestía la antigua mansión de los García Bedoya sigue presidiendo algunos espacios del hotel

hotel B
hotel B
hotel B

La blancura reinante en el edificio actúa como lienzo sobre el que descansan las obras de arte, el contrapunto de color y vitalidad que dota al Hotel B de su exclusiva personalidad.

www.hotelb.pe

No te pierdas nuestra escapada al distrito de Barranco, descúbrelo aquí !

FOTOS: Albert Font

TEXTO: Marta Martínez Arroyo