"The Wes Anderson collection"

La editorial Abrams Books acaba de publicar "The Wes Anderson Collection", un divertidísimo libro sobre el que es, sin duda, uno de los directores más influyentes de los últimos tiempos

Películas como "Los Tenenbaums", "The Life Acquatic with Steve Zissou", "Viaje a Darjeeling" o "Moonrise Kingdom" son ya clásicos contemporáneos

por Jacobo de Arce

Wes Anderson

Película a película, a través de ensayos y entrevistas, y armado con cientos de imágenes de rodaje, fotogramas o ilustraciones, el periodista Matt Soler Seitz va desvelando las claves de la obra de Anderson. Un autor total, tan personal que cada uno de los planos de sus películas, hasta la última de sus frases o cualquiera de sus decorados parece llevar su firma. Aprovechamos para trazar aquí un retrato robot de su obra a través de seis mandamientos.

1- No te vestirás como una persona normal

¿En tu pantalla aparece un traje marrón, preferiblemente de pana como los que le gusta llevar al director? ¿Chándales setenteros de colores llamativos? ¿Uniformes de oficios como botones, ascensoristas, porteros, chóferes…? ¿Pijamas y batines "de los de antes"? Sí, es una peli de Wes.

2-Estarás deprimido, pero se reirán de ti (y contigo)

Muchos de sus personajes, pobres, están deprimidos. Persiguen al amor de su vida, intentan hacer funcionar una familia irremediablemente disfuncional… Y a pesar de su fracaso, hacen sonreír. Hay una corriente de empatía que atraviesa toda su filmografía.

3-Añorarás la infancia sobre todas las cosas

Vale, es un tópico, pero Wes Anderson es un niño grande. Casi siempre hay alguno rondando por sus películas, a menudo más maduros que sus padres. Y si no hay niños, hay adultos comportándose como tales.

4-Toda música pasada fue mejor

Lo que suena es fundamental. Casi la marca de la casa. Al director le encanta, sobre todo, lo que se produjo entre los 60 y los 80, con acento melancólico y un punto raruno.  Devolvió a Nico y a Nick Drake a la vida (cinematográfica). Le encargó varias de las bandas sonoras de sus películas a Mark Mothersbaugh, líder de la banda postpunk Devo. Metió en el barco Belafonte de "The Life Aquatic…" a un francotirador de la música brasileña como Seu Jorge.Y últimamente las bandas sonoras se las hace Alexandre Desplat, el hombre de moda. Una prueba más de que ya jugamos en división de honor.

5-Tus amigos y los amigos de tus amigos serán tus actores

En torno al director se ha ido formando un clan de habituales que salpican todas sus películas. Siempre están ahí. Si un día enciendes la tele y dos o más de estos nombres (Luke y Owen Wilson, Bill Murray, Adrien Brody, Eward Norton, Willem Dafoe, Angelica Houston) aparecen juntos en unos créditos...

...puedes jugarte a tu abuela o tu colección de cromos de Candy Candy, porque seguro que estás ante un film del director tejano.

Esa familia, además, es extensa: después de haber pasado por una película suya, estrellas como Cate Blanchett, Bruce Willis, Gwyneth Paltrow, Gene Hackman o Danny Glover aparecen en nuestra memoria como intérpretes andersonizados.

Hasta tal punto tienen fuerza sus personajes. Haz la prueba. Ponte el trailer de "The Grand Budapest Hotel", su nuevo título que abrirá la próxima Berlinale, y atrévete a decir que Ralph Fiennes no es ya, para siempre, otra criatura del director.

6-Pondrás a un indio en tu reparto

No un indio con plumas y lanzas, sino uno del indostán, con aspecto de no haber probado un chuletón de ternera en su vida. A veces hasta llevan turbante. Y cuando no hay a mano un indio de verdad, con pasaporte en regla, incorpora a un actor que, por rasgos, lo parece, como el Zero (Toni Revolori) de su nueva película.

Trailer de "The Grand Budapest Hotel"

 

 

CRÉDITOS:

"The Wes Anderson Collection" , realizado por Matt Zoller Seitz y publicado por la editorial Abrams Books, ilustración de la portada del libro: Max Dalton. 

Las imágenes de sus películas pertenecen a la fotógrafa Laura Wilson.

El montaje con fotos Polaroid de la película "The Darjeeling Limited" es de Waris Ahluwalia.